Golden Visa Permiso de Residencia para inversores

Modificaciones en el permiso de residencia para inversores (Golden Visa)


La Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social ha modificado parcialmente la Ley de Emprendedores (Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización) en lo que respecta al permiso de residencia y trabajo para inversores, profesionales altamente cualificados, emprendedores, investigadores y trabajadores desplazados transnacionales, o golden visa, como es también denominado popularmente este tipo de permiso migratorio.

Pese a que la Ley de segunda oportunidad fue publicada en el BOE el pasado día 29 de julio, la entrada en vigor ha sido inmediata y los cambios en el permiso de residencia para inversores han entrado en vigor el día siguiente, 30 de julio.

 

Ampliación de los familiares dependientes que pueden acompañar al inversor

En la redacción original de este tipo de permiso, podía venir a España junto al inversor y mediante un permiso de residencia de familiar dependiente del mismo el marido o mujer y los hijos menores de edad.

Con esta modificación se varía tanto el concepto de la pareja que acompaña al inversor, como los familiares dependientes que pueden ser incluidos en la concesión del permiso:

En el primero de los aspectos, se permite solicitar el permiso de residencia como familiar dependiente del inversor no sólo al esposo o esposa, sino que también podrán solicitarlo las personas con análoga relación de afectividad, es decir, por ejemplo, las parejas de hecho.

Respecto a qué familiares podrán acudir junto al inversor a España con un permiso de residencia de familiar de inversor, además de la pareja y los hijos menores, podrán hacerlo aquellos hijos mayores de edad que hayan constituido por sí mismos una unidad familiar, así como a los ascendientes del inversor o de su cónyuge, los suegros, dependientes de ellos.

De este modo, se permite la concesión del permiso de residencia para inversores al inversor propiamente dicho, pero también a todos los miembros de su familia, entendiendo ésta con efectos amplios: pareja, hijos menores, hijos mayores, ascendientes del inversor y ascendientes de la pareja del inversor.

 

Inversión realizada por matrimonio en régimen de gananciales

La modificación ha introducido un nuevo apartado en el articulado de la ley por el cual se aclara que en el caso de que la inversión se realizase por un matrimonio en régimen de gananciales o análogo y la cuantía no asciende, al menos, al doble de los umbrales previstos para la concesión del permiso de inversores, se considerará que la inversión ha sido efectuada por uno de los cónyuges, pudiendo el otro cónyuge solicitar un visado o permiso de residencia como familiar del inversor.

 

Eliminación de la necesidad de visitar España durante la vigencia del permiso de residencia

Otro de los cambios realizados con la modificación de la Golden visa (permiso de residencia para inversores) es lo relativo a la necesidad de residencia o viajes a España de cara a la renovación del permiso de residencia.

Con la regulación vigente hasta el mes pasado, era necesario que el inversor, profesional altamente cualificado, investigador, emprendedor, etc. beneficiario del permiso de residencia viajara a España al menos una vez durante la vigencia del permiso para poder renovar el mismo posteriormente.

El cambio introducido ha sido la eliminación de esta necesidad de viajar a España, de forma que pueda renovar el permiso sin necesidad de haber pisado en ninguna ocasión suelo español.

De este modo se equipara el permiso de Golden visa español con el de otros países europeos, y se da la facilidad a los inversores beneficiarios del permiso de residencia de poder desplazarse por territorio europeo sin necesidad de pasar por España para cumplir con el requisito.

 

Aumento de la duración de la renovación del permiso de residencia para inversores

En referencia a la duración de la renovación del permiso de residencia para inversores, que hasta ahora era de dos años prorrogables por otros dos años más, se ha incluido una modificación más, coherentemente con la cuestión de no necesitar viajar a España en ningún momento y haciendo aún más sencillo y atractivo para los inversores la posibilidad de lograr posteriormente la nacionalidad española: se ha aumentado la duración del permiso de residencia una vez renovado de dos años a cinco, de modo que se equipara la duración del mismo a la del permiso de larga duración existente en el régimen migratorio de extranjería estándar.

 

Prolongación del visado o autorización inicial para la realización de la inversión

Otra cuestión que ha sido modificada mediante la entrada en vigor de la Ley de Segunda oportunidad es la duración del visado inicial con el que los inversores viajaban a España a fin de realizar la inversión.

Hasta ahora, la duración del mismo era de sesenta días, siendo incluso inferior al visado de turista que permite encontrarse en situación legal en España durante 90 días.

La modificación introducida en este aspecto amplia la duración de este visado provisional inicial aumentándolo a 6 meses, siendo este tipo de visado aplicable a aquellos que pese a no haber formalizado aún la inversión (compra de vivienda o inmuebles), sí hayan firmado al menos un contrato de arras previo a la inversión propiamente dicha y hayan depositado el dinero en España.

 

En PermisodeResidencia.es somos expertos en la tramitación del permiso de residencia y trabajo para inversores, permiso de residencia y trabajo para trabajadores altamente cualificados y permiso de residencia para trabajadores desplazados transnacionales en aplicación de la Ley de Emprendedores. Si estás interesado en que te asesoremos o gestionemos tu solicitud de visado o permiso de residencia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.